Cuando el calor aprieta y la música no deja de sonar

layer cake vinilo

El viernes pasado, unos amigos estaban de celebración. Habían pasado 4 años desde que empezaron a organizar los conciertos del “Alfa en Viu“. Había que rendirse a sus pies… todos los jueves desde entonces han pasado por el escenario grupo tras grupo, sin dejar de sonar.

El layer cake de limón-limón, chocolate blanco y casi cubierto de fondant que Charlotte les preparó debía ayudar a que la música siga sonando, pero el calor apretaba, y bajo los focos, con los ánimos y las ganas de seguir adelante hasta los vinilos se deshicieron.