Olivia

Han pasado casi 4 meses desde que llegó. 4 meses de ir y venir y de aprender a base de ensayo-error, como debe ser, porque cada ser humano es único y los sabios consejos de otras madres, abuelas y eventuales no sirven para todos y suelen ser papel mojado en el día a día. La historia es sencilla, lo más antiguo de la humanidad: nacer. Pero a su vez lo más desconocido y demasiado a menudo el proceso natural más medicalizado.
Tenía que llegar el 21, antes de Navidad, pero dicen por ahí que prefirió comer jamón a sólo teta. La realidad es que nació bajo la amenaza de haber nacido por parto inducido si al día siguiente no llegaba, y aunque pudo haber sido la última del año o la primera del 2015, prefirió quedarse en un 30 de Diciembre, ni para ti ni para mi.
Fue un día largo, mágico y doloroso, y a pesar de que no fue el parto que había soñado, no estuvo del todo mal, no soñé nunca con mejor compañía que la que tuve y al final, a base de empujones llegó Olivia, a las 16:31. La ayudé a salir, qué momento tan intenso! y de repente la vi, gritando, hinchada y de un color gris-azuloso encima mío. Tan arrugada, tan pequeña, tan nuestra, que no pude articular palabra, ni sonido, ni emoción. Veía a todos alrededor hacer cosas, a Víctor de un modo tan distinto, tan perfecto, y a Olivia buscando por si sola su teta, con ese instinto tan arraigado en los mamíferos. Cualquiera de ellos.
Reconozco que no me enamoré de inmediato, pero si entendí que ahora pasabamos a ser una, de una forma tan difícil de explicar como real.
Ahora, casi 4 meses después, me mira y sonríe diferente, y yo la miro y sonrío diferente.

Hecho de menos muchas de las cosas que hacíamos antes y ahora no podemos hacer, pero no pasa nada, y eso es bueno.

Sobre lo que viene,  no se nada, no se si será exitosa o no, no se si perseguirá sus sueños, ni siquiera se si llegará a adulta, ni si yo viviré para verla crecer, lo que si espero es que ante todo se conozca y sea feliz, y que tenga una existencia provechosa para ella y los demás. Mientras tanto, estoy en paz con lo que venga, pero que sea los tres juntos, como ahora, casi cuatro meses después.

Olivia_parto_003

 

Olivia_parto_001

Olivia_parto_006

Olivia_parto_005

Olivia_parto_004

Olivia_parto_007

Olivia_parto_009

Olivia_parto_011

Olivia_parto_010

Olivia_parto_012

Olivia_parto_008

Olivia_parto_013

Olivia_parto_002

Olivia_parto_014

Olivia_parto_015

Olivia_parto_016

Olivia_parto_017

Olivia_parto_018

Olivia_parto_019

Olivia_parto_020

Olivia_parto_021

Olivia_parto_025

Olivia_parto_022

Olivia_parto_023

Olivia_parto_024

Olivia_parto_026

Olivia_parto_027

Olivia_parto_028

Olivia_parto_030

Olivia_parto_029

Olivia_parto_031

Olivia_parto_032

Olivia_parto_033

Olivia_parto_034

Olivia_parto_035

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *